Los 10 hábitos de una empresa altamente efectiva.

En una empresa es necesario desarrollar hábitos para que pueda ser altamente productiva, y sea un canal para alcanzar el éxito. Así que en este artículo te voy a hablar sobre los hábitos de una empresa que necesitas desarrollar para ser altamente efectiva , para evitar seguir dejando grandes cantidades de dinero y tiempo expuestos sobre la mesa. Normalmente las compañías que fracasan carecen de hábitos para cumplir sus objetivos y desconocen que los hábitos son sumamente necesarios, entre los hábitos que una empresa necesita están: un clima de confianza, tus metas estratégicas y prioridades, los ritmos de trabajo entre otros.

Un esfuerzo por lograr un cambio en la empresa que viene desde el director, puede ser sostenido sólo durante un tiempo limitado, porque es un esfuerzo que requiere mucha energía y tiempo, en cambio cuando es un hábito dentro de la compañía la situación es muy diferente. Los objetivos se consiguen de manera natural y orgánica como una resultante de la forma de ser y trabajar de cada día en la empresa, por esa razón es importante crear hábitos en las empresas.

Los hábitos de una empresa.

A continuación, voy a enlistar una serie de hábitos importantes que puedes aplicar y estoy seguro que como resultado obtendrás una empresa saludable y efectiva:

1. Un clima de confianza que promueva el debate.

En esencia, el equipo necesita tener un nivel de confianza, que permita el debate y los conflictos constructivos para llegar a una solución donde todos participen. Esto propiciaré el sentido de pertenencia, de compromiso y un equipo saludable.

La confianza debe tener 3 principales elementos para que se logre desarrollar la confianza.

  • La primera son las competencias, son todas las habilidades que poseen tú y el equipo para realizar las tareas y actividades.
  • El segundo es la responsabilidad, es la manera en la que asumen sus compromisos. Pregúntate, ¿Todos cumplen sus compromisos en tiempo y forma?.
  • El tercero es la sinceridad, ¿Todos actúan de manera coherente? en lo que piensan y sienten.

Conociendo bien estos puntos puedes definir si existe un clima de confianza y de no tenerlo, ya conoces por donde empezar. La confianza es el hábito más importante de una empresa.

2. Todos enfocados y alineados a la prioridad.

Dependerá de cuál es la situación crítica para la organización, es muy importante encontrarlo. Es el punto de partida para establecer las prioridades, una pregunta que ayuda a encontrarla es: ¿Qué es lo que más impacta o impactara a la compañía? Plantea y responde a esta pregunta, de ella dependerá establecer la situación mas critica en la que todo el equipo tiene que estar alineado e ira de la mano con establecer las metas.

Una vez establecida el factor de impulso de la organización (la situación crìtica) es la que pasa prioridad número uno. Podrás establecer las siguientes prioridades, ya sean de la semana, del mes o del trimestre, depende la mejor forma se adapte a tu organización. Ahora establece reuniones donde todos tengan perfectamente claro que esa prioridad es clave para alcanzar los resultados deseados y donde se establezcan las tareas y actividades que lleven al cumplimiento, además de incentivar para el cumplimiento de las prioridades. Por último, establece reuniones para revisar el avance. Durante la marcha puedes revisar la información o las actividades periódicamente  y hacer los ajustes necesarios.

3. Establece un ritmo de comunicación.

La clave es mantener un ritmo eficiente de reuniones diarias, semanales, mensuales, trimestrales, y anuales que, si se llevan a cabo adecuadamente, va a ahorrar una cantidad de tiempo impresionante. Aunque pueda sonar contradictorio, la verdad es que verás los resultados al final, y te darás cuenta que si no lo hubieses hecho te hubiera llevado mucho más tiempo. Y la información se desplazará por toda la organización de manera rápida y acertada.

 

Equipo celebrando

4. Asigna una persona que rinda cuentas.

Para cada tarea en la organización, asigna una persona que rinda cuentas sobre los avances de los objetivos, determinar las responsabilidades conforme la compañía se expande. Esto necesita estar claro tanto verticalmente (a lo largo de las funciones), como horizontalmente (a lo largo de los procesos), en toda la organización. Con esto además de estar delegando, a ti como cabeza de la empresa te dará más tiempo para hacer otras cosas en vez de estarte preocupando y monitoreando tú mismo los avances.

Establece líderes o responsables, séase por departamento, área o por prioridad, y serán los responsables de las funciones, resultados y los procesos. Esto te ayudará a expandir por toda la organización las prioridades, metas y objetivos, así como de reportar los avances.

5. Reportes y análisis de los comentarios de clientes.

Haz un reporte y análisis de los comentarios de tus clientes. Estos  son tan frecuentes y exactos como los datos financieros. Este es el segundo componente clave de la información cualitativa que necesitas para dirigir tu negocio y  proviene de tus clientes.

Te sugiero que cada uno de tus líderes o cabezas de departamento este en contacto formalmente a tus clientes con la finalidad de averiguar datos sobre el mercado y especialmente sobre tu competencia, en vez de enfocarte en saber  si le agrada tu producto o servicio. Te dará una amplia apertura de conocer las áreas a mejorar en el trato al cliente y determinar cuál es tu ventaja competitiva, cuáles son los nuevos competidores y para evitar quedarte estancando frente a la competencia y en el mercado.

6. KPIS bien claros.

Haz que tus empleados pueden responder cuantitativamente si tuvieron un día o semana productivo. ¿Todos los empleados o equipos tienen claras sus prioridades y los KPIs para la semana? ¿Saben cómo les fue esta semana? A las personas les gusta saber su puntuación, por lo tanto les atraen los videojuegos, deportes, recaudación de fondos, competencias, etc. Busca la manera de implementar un sistema que te permita puntuarlos, y que a ellos les permita saber sus avances, su logros y su puntuación.

Revisar los KPIs semanalmente ayuda a impulsar los buenos resultados, te permite averiguar si el equipo tiene claro las prioridades y que no se haya enfocado en otras actividades que no son las más importantes, los objetivos tienen que ser los mismos para todos, pero con diferentes indicadores. Sólo se logra triunfar si todos los miembros de la organización, toma acciones con base a los KPIs, previamente establecidos.

7. Pide sugerencias a tu equipo.  

Asegúrate de pedir sugerencias a tus empleados problemas y oportunidades que ellos hayan identificado. Esto es un punto clave para que puedas tener conocimiento de información cualitativa y relevante que surge día a día, y quién mejor que tus empleados que están en lo operativo,  especialmente de los que se encuentran en los canales de ventas o en atención al público, pues ellos son quienes están más involucrados con la acción.

Debes establecer espacios para escucharlos, como mínimo 10 minutos al día para un dialogo, con los líderes o responsables y estos a vez, continúen con la cadena. Escucharlos da una mejor sensación y se descubren áreas de oportunidad, obstáculos o mejores maneras de aumentar la productividad.

Reunión equipo trabajo

8. Valores y el propósito de tu empresa. 

Si aún no los tienes ¿qué estás esperando? Los valores es el puñado de reglas (Valores Principales) que utilizas en tu empresa  para guiar a todos los sistemas de RH de la compañía: contratación, retroalimentación, recompensas y reconocimientos, manuales, etc. El propósito (una palabra más adecuada que “misión”) te proporciona el tan importante “por qué”, detrás de todo lo que estás haciendo, es decir, ¿Qué diferencia está haciendo tu compañía en el mundo?.

Esfuérzate en que todo el personal conozca y sea consiente de los valores, guíate de ellos en todo momento, sirve con el ejemplo cumpliéndolos. Pero asegúrate que los valores y el propósito de tu empresa “se vivan” dentro de tu organización.

9. Que tu equipo pueda explicar las metas de tu compañía.

Asegúrate que tus  empleados puedan explicar, con seguridad, los componentes clave de la estrategia de tu compañíaPara ti, lo ideal es que tus empleados ajusten sus acciones y prioridades de acuerdo con la estrategia de la compañía. Para ello, es necesario te asegures que sepan y comprendan la meta de la compañía de 10 a 25 años, así como quiénes son los clientes centrales, y que ellos sean capaces de explicarlo cuando se les pregunte.

Refuérzalo más en el área de ventas, son ellos quienes tienen el primer contacto con los clientes que se interesan por conocer qué es lo que hace la empresa y asegurarte que en su speech de ventas este la información. De igual manera, también le sirve al ejecutivo de ventas, de esta manera conoce cuál es el perfil del cliente al que debe dirigirse.

10. Tener los marcadores a la vista de todos.

Haz que los planes y el desempeño de la compañía sean visibles para todos. No soy  muy bueno en analogías deportivas pero te sugiero ampliamente probar una idea de esta industria: Tener los marcadores a la vista de todos. Y con ello puedas plasmar la importancia de los objetivos y cómo va el avance de los mismos.

No solo es mantener a la vista los avances de los KPI’s, es también el avance de las prioridades, los valores y el propósito. Establece estrategias para que todos puedan visualizar los avances, hoy en día existen diferentes formas de mantener todo a la vista, desde los más convencional como una pizarra para escribir, carteles impresos en diferentes áreas de la empresa, hasta los medios digitales. Existen diversas herramientas que permiten la administración de tareas, actividades y hasta el avance de objetivos.

El objetivo final es mantener la información en la mente de todo el equipo, que todos lo tengan siempre como recordatorio  y no haya posibilidad de desviarse a temas menos importantes, para la organización y así obtener los resultados deseados.

Sin embargo tengo que recalcar que debes evitar hacer todo al mismo tiempo, no hay que tratar de implementar muchos hábitos a la vez, enloquecerás junto a todo tu equipo. Sino que consiste en enfocarse en uno o dos hábitos por trimestre,y poco a poco se logrará establecer estas simples, pero poderosas rutinas. Al final, sólo será un proceso de actualización constante conforme la organización se expande y los resultados serán más que evidentes, cuando termines de desarrollar los hábitos de una empresa altamente efectiva.

Quiero conocer tu opinión de los negocios en la era digital, escríbeme tus dudas y comentarios aquí abajo o en mi correo hello@525.marketing

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment